Standard & Poor´s ha advertido a los grandes bancos de EE.UU. que vayan a aumentar sus dividendos que procedan con cautela.

La agencia dijo estar preocupada por los bancos que están aumentando de forma agresiva la retribución a los accionistas en este momento de la recuperación económica. S&P señaló que podría rebajar el rating a estas entidades.