Standard & Poor's rebajó el martes su calificación para la cementaera mexicana Cemex, alejándola así del codiciado grado de inversión, después que la compañía suspendiera una emisión de bonos planeada y decidiera acudir a sus acreedores para refinanciar deuda. Standard & Poor's rebajó la calificación corporativa de escala global de Cemex de "BB+" a "B-", argumentando la decisión de Cemex de suspender temporalmente su oferta de bonos y la preocupación sobre el refinanciamiento de sus vencimientos bancarios. S&P advirtió además sobre posibles rebajas a futuro. Cemex, que registraba una deuda neta de 17.900 millones de dólares a fines del año pasado, informó el lunes que suspendió indefinidamente su emisión de bonos planeada y añadió que se encuentra en conversaciones con un grupo de bancos para refinanciar 14.500 millones en deuda. La medida se produjo luego que Fitch también anunciara que rebajó la calificación de emisor en moneda extranjera de Cemex de "BB" a "B", argumentando las mismas razones que S&P.