SOS Corporación Alimentaria ha recibido una contraoferta de sus 51 bancos acreedores, que en líneas generales coincide con los términos y plazos planteados por la compañía para la reestructuración de su deuda de 1.100 millones, que proponía un plazo de ocho años.