“Los mercados se aferran, con frecuencia, a las modas dominantes en cada momento. Unas veces, al alza y, otras, a la baja. La moda está ahora en los default parciales o totales y en los impagos de preferentes. SOS es el último caso en este sentido. El contagio puede ser mayor del previsto”, advierte un experto en renta fija. SOS Corporación Alimentaria Preferentes no abonará la remuneración no acumulativa de la emisión de participaciones preferentes del 20 de diciembre de 2006 al no haber obtenido beneficios durante el ejercicio pasado, que se cerró con unas pérdidas de 179 millones de euros, debido al incremento de las provisiones.
En consecuencia, según informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el 21 de junio, los titulares de las participaciones preferentes no tendrán derecho a percibir dicho pago y ni la emisora ni la sociedad garante de la emisión estarán obligadas a pagar dicha retribución, al tiempo que los inversores tampoco podrán dirigirse contra las mismas para exigir su pago. La compañía precisó que no efectuará pago alguno de la remuneración no acumulativa en tanto no se aprueben por la junta general de accionistas las cuentas anuales consolidadas correspondientes a este año, en cuyo caso se reanudará el pago de dicha remuneración si se cumplen las condiciones previstas.

Así, en las próximas cuatro fechas fijadas como fechas de devengo y pago (21 de junio de 2010, 20 de septiembre de 2010, 20 de diciembre de 2010 y 21 de marzo de 2011) ya no se pagará la remuneración no acumulativa.

La compañía anunció en diciembre de 2006 que la emisión de 6.000 participaciones preferentes lanzada en noviembre había sido suscrita íntegramente, por un importe de 300 millones de euros.

Los titulares de estas participaciones percibirán unos intereses no acumulativos, pagaderos por trimestres vencidos, del 7,5% nominal anual durante los seis primeros meses. A partir de entonces, percibirán el Euribor más el 2,5% nominal anual hasta el 20 de diciembre de 2016.

...Y otros asuntos más


El viernes 19 de junio escribíamos en lacartadelabolsa el siguiente testimonio. Estimado director: “El lunes 19 de abril nos envía una carta la CAI cerrada con el sello de urgente y en mano referente al Royal Bank Escocia, RBS, no entendemos su contenido, pero nos citan en el despacho del director de la sucursal. Nos da unas informaciones que nos deja helados, diciéndome a mi mismo “tierra trágame, ¿qué me estás contando?”. Primera noticia: este año y durante dos más el RBS no va a pagar los intereses, ni siquiera dentro de dos con retraso. O sea 0% de interés durante casi 3 años. La segunda noticia: hoy pierdes el 43% del capital que ingresaste hace 4 años, cuando la gestora de Patrimonios de la CAI, te garantizaba que eran un plazo fijo a 5 años al 5.25% (menos la comisión de mantenimiento se quedaba cerca del 5%). Y te explican ahora ocurre cuando la renta fija se convierte en variable. Sinceramente, yo pedí plazo fijo, ya hora me entero que son bonos estructurados preferentes y perpetuos. No nos explicaron lo que vendían, eso nos ha pasado a todos los afectados con los que hemos contactado: son unos productos que están referenciados a bolsa, es decir que si el banco tiene beneficios paga cupón, que tiene potestad para amortizar si quiere, que esos bonos los puede convertir en acciones… De todo esto me enterado en una semana. No pedimos ni el resto de afectados ni yo un producto de riesgo y eso que estaba catalogado con un rating AA.

Lo que nos han vendido los bonos preferentes han probado suerte, y si pasan los 5 años y amortiza todos contentos y nosotros no nos hemos enterado del riesgo que hemos corrido, pero como ha salpicado la crisis, y medio quebrado el banco ahora te comes tú el marrón. Además la idea de vender en el mercado secundario es más que cuestionable ¿ quién va a comprar un producto que sabe que no va a dar intereses en 2 años, o más y si quiebra del todo?

Fuente: www.lacartadelabolsa.com