SOS Corporación regresó al parqué con caídas de hasta el 7,8%, después de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) levantase la suspensión dictada sobre la compañía al considerar que existe información suficiente de las circunstancias que aconsejaron dicha suspensión.
La compañía, cuya cotización fue suspendida antes de la apertura del mercado, regresó al parqué pasadas las 14.30 horas, con un precio por acción de 1,83 euros, frente a los 1,85 euros a los que cerró ayer, lo que supone un retroceso del 1,08%.

Tras unos minutos de negociación, las acciones de SOS se dejaban un 7,8% y se intercambiaban a un precio de 1,705 euros por acción, aunque esta caída se frenó posteriormente y los títulos se dejaban un 3%.

SOS volvió a cotizar después de que Nueva Rumasa precisara que no tiene intención de lanzar una Oferta Pública de Adquisición (OPA) de acciones sobre SOS Corporación Alimentaria, ni "incurrir en ninguno de los supuestos de OPA obligatoria".

En una comunicación al órgano supervisor de los mercados, la empresa de la familia Ruiz Mateos detalló la propuesta que ha enviado a "cada uno de los accionistas de referencia" de la multinacional alimentaria, "ante la imposibilidad de plantear a los máximos responsables los términos de la oferta".

Nueva Rumasa, que otorga a su oferta una vigencia de 15 días naturales, plantea adquirir entre un 25% y un 29,9% del capital de SOS a un precio de 1,5025 euros de valor nominal por acción, un importe que pretende pagar en diez anualidades y retribuyendo un interés del 1% por el aplazamiento.

Antes de volver al parqué, SOS Corporación SOS Corporación Alimentaria aseguró que no ha mantenido negociación o contacto alguno con Nueva Rumasa sobre su "presunta" oferta de adquisición de hasta un 29,9% del capital "con precio aplazado", aunque reconoció que ayer recibió un fax emitido por el despacho de Ruiz Mateos donde "se relata" la propuesta.

En un escueto comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valore (CNMV), la compañía que preside Mariano Pérez Claver señala que el documento de Nueva Rumasa recoge "afirmaciones que pueden afectar a la reputación y credibilidad" del grupo SOS, por lo que "realizará las actuaciones que procedan para una mejor defensa del interés social, del de sus empleados y del de todos los accionistas".