Sony España aumentó en un 40% su volumen de ventas en 2006, hasta llegar a los 2.506 millones de euros, y alcanzó un beneficio neto de 24 millones, lo que sitúa a la filial española fuera de los números rojos registrados en 2005 (10 millones de euros de pérdidas). Durante la presentación de los resultados económicos del ejercicio de 2006 (de 1 de abril a 31 de marzo) el director general de Sony España, Pedro Navarrete, explicó que estos resultado "son buenos, pero no extraordinarios" puesto que el beneficio "sólo supone un 1% de las ventas". Con todo, mostró su satisfacción por haber dejado atrás las pérdidas de 2005.