El vicepresidente económico, Pedro Solbes, ha señalado que la subida de los tipos de interés al 4 por ciento que hoy estudia el Banco Central Europeo (BCE) no es un problema que afecte de forma generalizada a las familias ni al consumo en general. A su juicio, de producirse esta decisión, no sería ninguna novedad porque este organismo hace tiempo que mantiene una tendencia al alza.