El banco francés ha adeltando que los resultados del segundo trimestre del año dejarán a un lado los números rojos, y registrarán un leve beneficio.