El banco francés Société Générale obtuvo un beneficio atribuido de 1.063 millones de euros en los tres primeros meses del año, frente a las pérdidas de 278 millones del mismo periodo de 2009, informó la entidad, que ha logrado reducir sus provisiones por créditos dudosos hasta 1.132 millones, un 16,4% menos.
El producto neto bancario de la segunda mayor entidad de Francia por valor de mercado alcanzó los 6.581 millones de euros, un 33,9% más, impulsado por el crecimiento del 74% de los ingresos en la división de banca de inversión, mientras los negocios minoristas en Francia y a nivel internacional incrementaron su cifra de negocio un 6,2% y un 1,4%, respectivamente. Por contra, los ingresos de la unidad de banca privada retrocedieron un 14,3%.

Por otro lado, el banco dirigido por Frederic Oudea precisó que, aparte de su participación del 54% en el banco griego Geniki Bank, la exposición total del grupo y de su filial aseguradora asciende a unos 3.000 millones de euros en relación con el Estado griego y a una "cantidad insignificante" en relación con contrapartes bancarios y corporativos.

Las entidades financieras francesas contaban a finales del cuarto trimestre de 2009 con una exposición conjunta a la deuda griega de 107.721 millones de euros, lo que representa una cifra aproximada del 3% del PIB galo, según los datos del Banco Internacional de Pagos (BIS).