Comenzado el segundo  semestre del año, las perspectivas no son muy halagüeñas en lo que al mercado europeo se refiere. Sin embargo, es posible encontrar oportunidades. El esfuerzo de solvencia exigido al sector financiero ha hecho que el mercado de crédito “sea uno de los más atractivos. Una inversión que permite tener diversificación, obtener retornos bastante importantes y evitar la volatilidad de los mercados de renta variable”, explica Christophe Peyraud, gestor de renta fija corporativa en Rothschild & Cie Gestion.
Europa sigue en el ojo de huracán. Mercados de deuda, sector financiero, Grecia, España…¿Seguirá la tensión en el segundo semestre?

Tal y como se han desarrollado los acontecimientos, creemos definitivamente que la situación no será más favorable en la segunda mitad del año en la Eurozona, debido a diversos factores que condicionan su evolución económica desde hace casi tres años, como han sido la productividad o los asuntos relacionados con la unidad política.

Christophe Peyraud
El primer factor es un problema de Gobierno. Durante mucho tiempo diversos países han escondido sus problemas detrás del euro. Si nos fijamos en EEUU y en el Reino Unido en cuanto a la deuda, en términos de rentabilidad, la situación no es mucho mejor. No obstante, es en Europa donde los problemas se han visto agravados.

¿Qué medidas cree que se deberían tomar?
Ya se han llevado a cabo muchas medidas al respecto. Con la presión del mercado cada país tiene y tendrá que resolver sus propios problemas, en ocasiones sin éxito. El primer país que se ha visto afectado en Europa ha sido Irlanda, debido al problema de la burbuja inmobiliaria, el cual ha resuelto a través de una gran recapitalización de sus bancos y gracias a un completo programa de crecimiento, que ha dado resultados positivos.. En otros países como Portugal lo que hay es un problema de productividad. No obstante, recientemente se han llevado a cabo medidas para subsanar la situación como ajustar los salarios y eliminar 7 días de vacaciones, con el objetivo de aumentar la productividad. Y ahora el foco de atención se centra en España- Pero el problema crítico para el euro es Grecia sin duda

¿Barajan una salida de Grecia del euro?
Obviamente somos conscientes de la actual situación tan compleja que vive el país, pero se trata sobre todo de un problema político. Sacar a un país del euro es un proceso muy complicado y además en este momento Grecia representa un 2% del conjunto de la zona euro en total, lo que es bastante, por lo que estoy seguro de que los países europeos encontrarán de nuevo una solución.

Se prevé que, si no ahora, a lo largo del año el BCE baje tipos de interés. ¿Cuál es su estimación?
En realidad no nos preocupa la previsión de una bajada de tipos por parte de BCE, y de hecho tampoco preocupa en gran medida al mercado. Desde 2008 los bancos centrales de los diferentes países han creado e implementado medidas poco convencionales para poner remedio a la situación actual, como por ejemplo desde finales de 2011 y principios de 2012 la famosa LTRO en Europa, cuando el BCE decidió inyectar 1 billón de euros a los bancos en términos de liquidez.

¿Por qué es un buen momento para invertir en renta fija corporativa?
Si los inversores quieren captar algo de rentabilidad tienen que asumir algún tipo de riesgo. Es cierto que la volatilidad en renta variable es enorme pero el mercado de deuda soberana tampoco es mucho más seguro en el momento actual. Actualmente en términos de tipos de interés y volatilidad en el mercado de deuda soberana, es un buen momento para los bonos corporativos. Si quieres tener gran diversificación y obtener algo de rendimiento, y si no quieres invertir en renta variable para evitar la volatilidad, la elección está muy clara: invertir en el mercado de crédito.

No hay problemas de liquidez, gracias a la inyección llevada a cabo por el BCE. El mercado de crédito corporativo ha sufrido mucho desde la crisis de 2008-2009 y se han decidido implementar muchas medidas por lo que para gran parte del crédito los recursos son sólidos y la tasa de default es baja. Respecto a la solvencia, las autoridades han decidido implementar medidas como reforzar el ratio TIER 1 de los bancos hasta el 11% , desde el 7% actual. En general, debido al contexto y a la calidad del emisor, y también a que los diferenciales son muy amplios, somos muy positivos en el mercado de crédito.

Si quiere leer la entrevista completa, suscríbase pinchando aquí