Sniace ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que los resultados del grupo durante el primer semestre del año "prácticamente no se verán afectados" por los problemas de abastecimiento de madera que está ocasionando a sus fábricas la huelga de taladores de montes de Cantabria. La empresa de Torrelavega remitió anoche un hecho relevante al organismo regulador de los mercados para dar cuenta de que la autoridad laboral ha dado el visto bueno al expediente de regulación de empleo (ERE) temporal con el que afrontará la parada progresiva de producción de Celltech y Viscocel, que consumen cerca de 1.000 estéreos de madera diarios. Sniace ya informó la semana pasada a la CNMV de que estima que si la huelga de taladores dura un mes, su facturación en ese periodo puede reducirse entre un 25 y un 30%. Ahora precisa que ese posible descenso de la facturación mensual casi no afectará a los resultados del primer semestre.