El mercado es un flujo de emociones en dónde el compromiso emocional de los traders, oscila entre el dolor y el arrepentimiento. Estos flujos emocionales, nos llevan a veces a intentar predecir los precios o a intentar adivinar los patrones de máximos o mínimos de todo mercado de largo plazo.
El trader profesional, es decir, el que pretende hacer del trading su profesión y forma de vida, debería trabajar en base a datos objetivos, dejando de lado el instinto y aceptando la realidad más allá de las conductas psicológicas. Si entendemos que el movimiento alcista de largo plazo finalizará únicamente en un punto, es más simple tratar de invertir en dirección de la tendencia dominante, que ir en su contra. Queremos la estadística a nuestro favor para tener regularidad y aplicar la disciplina necesaria, para llevar la operativa hacia el terreno que nos interesa, dejando de lado todo el circuito externo de información.

En base a la realidad del mercado, si tratamos de analizar si la tendencia es alcista o bajista, podemos observar los patrones de máximos y mínimos crecientes o decrecientes, un estudio de media móvil o cualquier otro indicador. De todos modos, a pesar de que hay muchos indicadores interesantes, no podemos desconcentrarnos de lo que realmente interesa, el mercado y el precio.

Para analizar y entender bien que está pasando exactamente en el mercado, podemos observar la sonda sectorial, que analiza el grueso del mercado en las 10 industrias básicas que Dow Jones ha dividido sus índices.
Podemos catalogar de muchas maneras la tendencia, pero si queremos sacar datos objetivos, nos basta con detectar si el movimiento es alcista, bajista o lateral. Si viene de un mercado alcista, entendemos el lateral como techo y si viene de un mercado bajista, entendemos el lateral como suelo.

Dentro del arsenal de herramientas que tenemos, podemos utilizar cualquier indicador seguidor de tendencias, en este caso utilizaremos el MACD en gráfico semanal. El indicador se presenta en base a 0. Cuando el MACD cotiza por encima de 0 la tendencia es alcista y cuando cotiza por debajo de 0 es bajista.

Fig 1






Otra señal que nos da el MACD, la obtenemos con las medias móviles. El indicador se traza con tres medias móviles, aunque visualmente únicamente veamos dos. Cuando la línea de color verde está cruzada al alza nos indica mercado alcista y cuando la línea roja está cruzada a la baja nos indica tendencia bajista.

Lo mejor del MACD es mezclar las dos señales, dando un mayor peso a la línea de 0. Por lo tanto, si la media móvil de color verde está cruzada al alza por encima de 0 se entiende como mercado alcista. Si la línea roja está cruzada a la baja por encima de 0 se entiende mercado lateral o techo. Lo contrario para mercado bajista o suelo.

En el gráfico anterior (Fig. 1) podemos comprobar cómo en este momento el MACD nos indica que el mercado podría entrar en fase de techo, al estar a punto de cruzar la media móvil verde con la roja, a la baja. Si seguimos el análisis más a fondo, podemos observar una divergencia en el MACD semanal y el índice DJ US Index, por lo tanto, en este momento el mercado, que todavía es alcista, podría estar formando un techo de largo plazo.






Si seguimos nuestro análisis y prestamos atención al estudio del gráfico (Fig. 2), podemos comprobar como las industrias básicas empiezan a dudar. Nos encontramos actualmente con un 50% de las industrias haciendo una posible formación de techo y un 50% de industrias, presentan una estructura claramente alcista. La posibilidad no implica obligación, puesto que tras un techo puede venir un nuevo impulso alcista, pero sí nos sugiere una duda generalizada del mercado, ello nos obliga a buscar un trading mixto en tendencia y a muy corto plazo.

Sin embargo, la historia nos ha enseñado que los mercados bajistas empiezan con una estructura sectorial más parecida a la que podemos ver en el siguiente gráfico (Fig.3.)



Este es el gráfico que veíamos en diciembre de 2.007 con el grueso de los sectores en techo y bajistas. Por lo tanto, a pesar de que el mercado evidencia un control en su potencia alcista y un evidente cansancio, podemos pensar que todavía es pronto para buscar trading direccional y que tenemos que tomar decisiones de swing trading, siendo más alcistas que bajistas, y admitiendo que el mercado tiene dudas, por lo tanto nosotros también.