Sinopec ha entrado en el negocio petrolífero de Argentina con la compra de la filial gaucha del grupo estadounidense Occidental Petroleum.
La compra de Occidental Argentina le ha costado a Sinopec 2.450 millones de dólares (1.850 millones de euros), según un comunicado de la petrolera china.

Esta operación, que está condicionada al visto bueno de las autoridades argentinas, convertirá a Sinopec en un nuevo actor de referencia en el sector de los hidrocarburos en Argentina y reforzará su proceso de internacionalización y su presencia en Iberoamérica, donde recientemente se comprometió a comprar el 40% de Repsol Brasil.

El acuerdo incluye todos los activos de Occidental Argentina, cuya actividad dentro del área de exploración y producción se localiza en las cuencas de San Jorge Basin, Cuyo y Neuquén. En esta última cuenca, YPF acaba de realizar un importante descubrimiento de gas.