El sindicato alemán Verdi cree que E.ON podría suprimir 9.000 puestos de trabajo como resultado de su programa de ahorro de costes, informó el martes el diario Die Welt.  Citando un informe de Verdi que evalúa el programa de recorte de gastos, el rotativo señala que se podrían eliminar hasta 6.000 puestos de trabajo en toda Europa y que otros 3.000 puestos en filiales regionales podrían subcontratarse. E.ON cuenta con cerca de 90.000 empleados en Europa, según esta información.