El mercado se lo pide a gritos...y el BCE lo desoye. A pesar de la subida en el diferencial entre la deuda española e italiana, la entidad que preside Mario Draghi cerró la novena semana consecutiva sin comprar deuda soberana de la Eurozona.

El Banco Central Europeo (BCE) no realizó compras de bonos soberanos de la Eurozona durante la última semana, a pesar de la presión sobre los diferenciales de la deuda española e italiana, tras lo que el importe invertido a través del programa de compra de deuda en los mercados secundarios de la institución se mantiene en 214.000 millones de euros.

De este modo, la entidad presidida por Mario Draghi mantiene en 'stand by' por novena semana consecutiva este controvertido programa.

El BCE celebrará el martes una operación de drenaje de liquidez para neutralizar el impacto en los mercados de estas compras, para lo que ofrecerá depósitos a una semana al 1% a las entidades de la eurozona.