Siemens ha incrementado en el ejercicio fiscal 2009 la facturación de su cartera medioambiental un 11%, hasta los 23.000 millones de euros, frente a los 20.700 millones de euros del año anterior, informó hoy la compañía. En el año fiscal 2009, los clientes de Siemens pudieron reducir sus emisiones de CO2 hasta un total de 210 millones de toneladas, cantidades equivalentes a las emisiones anuales de Nueva York, Tokio, Londres y Berlín juntas, y en 2010 se estima que este ahorro llegará a los 300 millones de toneladas.