El conglomerado industrial alemán Siemens reiteró el lunes su previsión financiera para el ejercicio 2010 y dijo que espera unos sólidos resultados en sus sectores en el primer trimestre.  Para el ejercicio que finaliza el 30 de septiembre de 2010, la compañía, con sede en Múnich, prevé que los ingresos caigan en torno al 5% en términos orgánicos --que no tienen en cuenta las compras ni los extraordinarios--, después de registrar unas ventas de 76.650 millones en el ejercicio fiscal 2009.