Durante muchos años, las recompras de acciones que hacían las compañías estadounidenses habían generado parte de la demanda que ha potenciado el fuerte rally de la bolsa americana. Pero la cantidad destinada a recompras en ese país se ha reducido este año. Según los expertos de Citi, ha llegado el momento de volver la vista a otros lugares del mundo. Y, sí, en España también hay opciones.

En un reciente informe, los analistas de la firma de análisis americana explican que los programas de recompras de acciones se habían recuperado con fuerza después de la crisis, llegando a alcanzar la cota de 573.000 millones de euros anuales a principios de 2017. Una cifra que es un 10% superior al pico que se tocó durante 2007.

Sin embargo, afirman en la entidad, que  los volúmenes se han estancado en 2017. La última cifra, dicen en Citi, está situada en 471.000 millones a finales del segundo trimestre de este ejercicio, lo que marca una caída de casi un 20% desde los niveles anteriores hace un año.

Hay que decir, que los analistas de la entidad explican que su impacto sobre la evolución de las compañías en bolsa tampoco ha sido elevado. De acuerdo con la última nota del equipo de estrategas que dirige Tobias Levkovick en la  entidad, la evolución en bolsa de las compañías que recompran más acciones en Estados Unidos ha dejado de ser superior a la de aquellas empresas que no utilizan este recurso para retribuir a sus accionistas.

Y eso que de 2010 a 2015 las compañías del Nasdaq, por ejemplo, que más dinero dedicaban a recomprar acciones consiguieron mejorar al índice en un 24%. “Sin embargo, este mejor comportamiento se ha paralizado desde 2015”, dicen en la entidad.

Pero lo inversores que quieran apostar por esta fórmula, es decir, por incorporar a sus carteras compañías que optan por retirar sus acciones del mercado, todavía tienen opciones por encontrar un extra de rentabilidad. Eso sí, tienen que salir fuera de Estados Unidos e ir, dicen, sobre todo a Japón.

Señalan que en este aspecto, el mercado estadounidense está ya maduro y que está en una situación radicalmente contraria fuera de ese país. “Los volúmentes están por encima de los niveles de 2017 en Estados Unidos y los balances de las compañías ya no están como entonces”, afirman. En cualquier caso “los niveles de recompras de acciones en otras partes del mundo no han sido muy elevados y el endeudamiento de las compañías también ha sido menor”, explican.

Aseguran en la entidad que esperan que “las recompras de acciones fuera de Estados Unidos alcancen a las de Wall Street con el paso del tiempo”.

En este sentido, los analitas de Citi señalan que hay que sobreponderar Japón y Canadá, por el contrario, señalan que hay que infraponderar a Europa y los mercados emergentes. Por sectores, explican que las recomendaciones están muy diversificadas, lo que debería limitar la exposición a los posibles cambios que se produzcan a nivel económico”.

En la siguiente tabla, los analistas de Citi señalan a las compañías de fuera de Estados Unidos que serían una opción, si se mira el aspecto de las recompras. Y sí, si miran en la parte de  Europa, verán una compañía española, la eléctrica Iberdrola.

 

Recompras