Sherwin-Williams registró una ganancia de 175,2 millones de dólares, o 1,51 dólares por acción, en el tercer trimestre, un descenso del 1,1% frente al beneficio de 177,1 millones de dólares, o 1,50 dólares por acción, del mismo periodo del año anterior. Las acciones en circulación disminuyeron un 2,1%, mientras que los ingresos cedieron un 12% a 2.000 millones de dólares.