La compañía petrolera Royal Dutch Shell y la empresa brasileña Cosan han llegado a un acuerdo para establecer una 'joint venture' que fusiona sus negocios en Brasil relativos a la producción de etanol, azúcar y energía, así como al suministro, la distribución y la venta al por menor de combustibles para el transporte, en un operación que tiene un valor de 12.000 millones de dólares, según anunciaron en un comunicado. Según este acuerdo, ambas compañías aportarán activos a la sociedad conjunta y además Shell contribuirá con 1.625 millones de dólares (1.170 millones de euros) en efectivo a pagar en dos años. De esta manera, se crea una de las mayores productoras de etanol del mundo con una capacidad de producción anual de 2.000 millones de litros y unas aspiraciones de crecimiento "significativas".