El banco francés Société Générale espera que los resultados del segundo trimestre arrojen un beneficio neto "ligeramente positivo" a pesar del impacto negativo registrado por el estrechamiento de los diferenciales y el impacto de su cartera de garantías contra impagos de crédito (CDS).
La entidad gala afirmó que sus cuentas, que serán publicadas el próximo 5 de agosto, reflejan un sólido comportamiento operativo, especialmente banca de empresarial y de inversión, lo que permitirá al banco absorber "el significativo impacto negativo" del sustancial estrechamiento de los diferenciales de crédito debido a la mejora del entorno económico y la menor aversión al riesgo apreciable desde mediados de marzo.