El pasado viernes, los estados de Arizona y Nevada presentaron una demanda contra Bank of America, alegando un masivo engaño a los propietarios de inmuebles tratando de evitar las famosas "foreclosures" o "ejecuciones hipotecarias".

En la denuncia se acusa a Bank of America de engañar conscientemente a los propietarios en el proceso de ejecución de las hipotecas, prometiendo un rápido servicio de asistencia cuando el proceso se retrasaba durante meses, incluso años; excluyendo a varios propietarios durante dicho proceso a pesar de haberles ofrecido protección y realizando falsas promesas a los propietarios acerca de que sus ejecuciones tendrían prioridad sobre otras.

Un ejecutivo de Bank of America comentó a Arizona Republic que estaba "decepcionado" y añadió que el banco ya está trabajando en la mejora de sus procesos y programas. "Nosotros y otros bancos estamos comprometidos para hacer frente a todos los asuntos relacionados con las ejecuciones hipotecarias de una manera más coordinada y comprensiva".

El caso del estado de Arizona también denuncia que el banco violó los términos contractuales de forma repetida en varios estados. Por ejemplo, en un acuerdo con Countrywide (hoy en día una subsidiaria de Bank of America) que ascendía a 8,680 dólares, se pretendía ofrecer mejores condiciones a los propietarios con hipotecas, pero una reciente investigación por la revista Nation destapó el engaño calificándolo de "fiasco".

La web ProPublica destaca en su artículo varios titulares de ambas denuncias que se puede leer de forma íntegra en: Arizona y Nevada.

"Sentí que siempre estaba engañando a los propietarios"

En una de las entrevistas con varios empleados del banco, uno de ellos señala que él mismo se quejó a su superior por ofrecer una información falsa a varios de los clientes cuando era preguntado por el estado de sus hipotecas. "Su respuesta fue que únicamente tenía que comunicar a los clientes su estado, y que el banco seguía trabajando en sus solicitudes, cuando en realidad no se estaba haciendo nada".

"Preguntando por tercera, cuarta o quinta vez"

Muchos clientes se quejaban por las respuestas que recibían por parte de Bank of America, tarde e incompletas. El pasado mes de Marzo se dio un caso excepcional cuando la Oficina de Arizona envió al banco una lista con 46 reclamaciones, incluyendo varias que dicha oficina ya había reclamado anteriormente en tres, cuatro o incluso cinco ocasiones anteriores.

"Tómalo o déjalo"

El estado de Nevada permite a los propietarios solicitar una mediación cara a cara con los bancos para estos casos de ejecuciones hipotecarias. En la denuncia que se presenta en Nevada se denuncia que Bank of America actuó de mala fe en estas mediaciones, enviando abogados que no tenían la autoridad para negociar, incumpliendo las ofertas realizadas, incluso no asistiendo a dichas reuniones. Cita una ocasión en la que uno de los mediadores de Bank of America obliga a uno de los propietarios a "tomar o dejar" la propuesta presentada por el banco, lo que obligaba a dichos propietarios a aceptar las condiciones que el banco les ofrecía.