Según un informe publicado por la agencia de calificación Standard & Poors, la crisis del subprime podría impactar negativamente en los holding europeos y presenta desafíos para estos grupos, . Según explica la firma, la volatilidad del mercado se ha incrementado de manera significativa, los precios de los títulos tienden a la baja y la valoración de ciertos activos ha caído. Además, la liquidez ha resultado severamente dañada, ya que los inversores y otras compañías han incrementado su resistencia a hacer nuevas inversiones, y la era del acceso "barato y fácil" a la financiación parece haber finalizado.