El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, desveló hoy que el coste presupuestario del Plan 2000E es "muy pequeño", puesto que el Gobierno espera recuperar 90 de los cien millones de euros asignados a este programa. Sebastián, que realizó este anuncio en el Pleno del Congreso de los Diputados, precisó que con un coste de unos "diez o quince millones de euros", el Plan 2000E ha conseguido "dar la vuelta" a la situación de la demanda en el mercado automovilístico.