El ministro de Industria, Miguel Sebastián, manifestó hoy en la capital aragonesa, tras visitar la planta de Opel en Figueruelas (Zaragoza), que es el momento de la "ofensiva" tras el acuerdo entre Magna y General Motors (GM) para que la primera adquiera las plantas europeas de Opel. Sebastián recordó su viaje mañana a Ruesselsheim (Alemania) para abordar con el consejero delegado de General Motors Europa, Carl-Peter Forster, el futuro de la planta de Opel en Figueruelas y el jueves a Rusia para contactar con el banco ruso Sberbank, que junto con la canadiense Magna será uno de los principales accionistas de Opel.  El titular de Industria recalcó en declaraciones a los medios de comunicación, en el Edificio Pignatelli, sede del Gobierno de Aragón, que la planta de Figueruelas es de las "más competitivas", lo que hace que "gran parte del trabajo" de defensa de esta planta esté hecho.