En los últimos años, tanto las inversiones en renta fija tradicional, como las de estilo alternativo (hedge funds / retorno absoluto), han obtenido resultados muy destacables.
En el presente año continúa esta tendencia. Los fondos alternativos que se basan en estrategias de renta fija mantienen, en términos agregados, su buena evolución, logrando sus objetivos de inversión y consolidándose como una de las estrategias ganadoras del año.



Centrándonos en los fondos de retorno absoluto de renta fija, hay que tener presente, sin embargo, la alta dispersión que existe entre sus resultados. Así, el rango de rentabilidades de estos fondos en el presente año es del 27,7% (+20.8% ha obtenido el mejor fondo en el año, frente a -6.9% del peor). Una de las principales causas de esta dispersión radica en la flexibilidad de inversión de la que gozan todos los fondos de Retorno Absoluto. Al no tener que seguir ningún índice de referencia y contar con la posibilidad de implementar posiciones cortas, el abanico de oportunidades de inversión se incrementa, por lo que la variabilidad de los resultados aumenta considerablemente.

Otra de las razones que explican esta amplia dispersión de resultados es el distinto perfil de riesgo con el que se gestionan los fondos. Analizando por perfil de riesgo, son los fondos más conservadores los que más dificultades están teniendo para lograr sus objetivos (sólo el 37% del total los consiguen este año). Tanto los fondos de perfil medio de riesgo (entre 2% y 5% de volatilidad), como los de alto (por encima de 5%) presentan porcentajes elevados de consecución de objetivos (72% y 68%, respectivamente).

Respecto a la evolución de las subestrategias, vemos que son las relacionadas con el crédito las que han tenido un mejor comportamiento, debido al estrechamiento de los diferenciales de crédito que se ha producido desde principios de año, tras las ampliaciones experimentadas en el tercer trimestre de 2011 y a las oportunidades de valor relativo que ello ha generado. Por el mismo motivo, las estrategias relacionadas con mercados emergentes han mostrado un comportamiento destacable, acrecentado, además, por las bajadas de tipos que se están produciendo en estas regiones como estímulo a la desaceleración económica. Por último, los fondos multiestrategia que combinan posiciones de valor relativo y direccionales en curva, así como estrategias en crédito, muestran también un comportamiento destacado.




Ahora bien, ¿cuáles son las perspectivas para el futuro en las inversiones en renta fija? Las contundentes declaraciones por parte del Presidente del BCE a finales de julio y el nuevo programa de inyección de liquidez por parte de la FED (QE3), nos sitúan ante un cambio de escenario en el que ya se empieza a experimentar un repunte de tipos en los bonos soberanos de más alta calidad crediticia.

Precisamente es en escenarios de repuntes de tipos cuando los fondos tradicionales de renta fija pueden obtener rentabilidades negativas por la obligación de mantener duraciones positivas. Sin embargo, en el caso de los fondos de retorno absoluto, los repuntes en tipos no tienen por qué suponer rentabilidades negativas para el inversor. De hecho, su objetivo es obtener rentabilidades positivas en cualquier entorno de mercado. Para ello, cuentan con flexibilidad a la hora de construir y gestionar la cartera, destacando especialmente la posibilidad de tener duraciones negativas y de implementar tanto posiciones cortas, intentando generar alfa, como posiciones de valor relativo.
Ejemplos recientes de repuntes de tipos han sido el mes de marzo de 2012 o el periodo entre octubre 2010 y marzo 2011. Veamos qué pasó en ambos periodos:

Marzo 2012: Por un lado, en EE UU, el optimismo sobre la marcha de la economía dio pie a ventas de deuda americana, mientras que en Europa comenzó, de nuevo, una espiral negativa sobre la deuda de los países periféricos. Ambos acontecimientos hicieron que los índices tradicionales de renta fija acabaran con rendimientos negativos, mientras que el agregado de fondos de retorno absoluto de renta fija obtuvo rentabilidades positivas. (El índice Barclays Capital Global Aggregate TR EUR Hedged obtuvo un -0.16%, mientras que índice UCITS Alternative Fixed Income subió +0.3%).

Octubre 2010 – Marzo 2011: Fue un periodo positivo para los activos de riesgo y alcista en tipos de interés como consecuencia, principalmente, de la puesta en marcha de la segunda ronda de medidas de flexibilización monetaria en EE UU (Quantitative Easing 2). Igualmente, se corresponde con un periodo negativo para los fondos de renta fija tradicional, y positivo para los fondos de retorno absoluto de renta fija. (El índice Barclays Capital Global Aggregate TR EUR Hedged obtuvo un -1,72%, mientras que índice UCITS Alternative Fixed Income subió un 1,36%).



Estos periodos son una muestra de cómo los fondos de Retorno Absoluto consiguen poner en valor su flexibilidad de gestión. Sin restricciones de benchmark y focalizándose en las oportunidades de valor relativo entre sectores e instrumentos, estos fondos son capaces de obtener rentabilidades positivas en momentos en que la inversión en renta fija tradicional tiene un mayor riesgo de generar rentabilidades negativas. Por tanto, si efectivamente se concreta el cambio de escenario y se inicia un ciclo alcista en tipos, estos fondos pueden tener mucho valor para los inversores que quieran sacar partido a la inversión en renta fija.


Tribuna firmada por: 

 
Agnieszka Suplat 
Gisela Medina
Luis González
del equipo de Retorno Absoluto de BBVA Quality Funds