El Ibex 35 cierra la sesión en negativo en una jornada marcada por la recogida de beneficios y en la que los datos macro conocidos en el otro lado no han servido para levantar el ánimo inversor. Así las cosas el selectivo cierra en la cota de los 10.825 puntos tras recortes del 0,48%. En cuanto al mercado de materias primas, el barril de referencia en Europa el brent se ha situado sobre los 123 dólares mientras que el euro cotiza en los 1,4865 dólares.
Jornada de extrema cautela en la que han primado los recortes por una recogida de beneficios tras diversas jornadas que han dejado al selectivo español en la parte alta del rango lateral que viene desarrollando. Así y de momento los inversores esperan más resultados empresariales y datos macro que hagan de catalizadores para el mercado.
 
Los datos macro más relevantes llegarán el viernes desde EEUU con el dato de paro Estados Unidos el viernes y su posible efecto sobre los tipos de interés. También se espera con interés el discurso del gobernador del BCE en la reunión de política monetaria del jueves.
 
Así las cosas las alzas más importantes han sido para Ebro Foods en una jornada en la que impera el color rojo de los recortes. Los títulos de la compañía han sumado un ligero 0,86%. Alzas por debajo del punto porcentual también para BME y Gamesa que se anotan un 0,7%.
 
Tambieñn en verde cierra Acerinox, cuyas acciones han sumado un 0,2 por ciento tras el anuncio de unos resultados trimestrales que muestran una continuación en la mejora de sus cuentas.
 
En el lado contrario de la tabla tenemos a IAG a pesar de la recomendación de compra por parte de Renta 4. Hoy los títulos de la aerolínea se dejan un 4,1%. También en negativo Grifols o Mapfre que se han dejado un 2,8% y un 2,6% respectivamente.
 
Mala jornada en general también para los grandes ponderados del selectivo que a excepción de Banco Santander, con alzas del 0,1%, cierran en negativo. De hecho Repsol se hunde en la tabla al dejarse un 1,9% mientras que BBVA se deja un 0,6%.
 
Más moderados los recortes de Telefónica e Iberdrola que se han dejado al cierre un 0,2% y un 0,1%.