El  Ibex 35 mantiene la tónica lateral desde finales de agosto, con una zona de soporte entre 10100 y 10000 puntos y un nivel de resistencia clave, en el corto plazo, en los 10500 puntos, encima de los cuales nos plantearíamos una extensión especulativa del rebote.

Las diferencias con Europa se exageran, de modo que el EUROSTOXX50 se encuentra a poco más de un 2% hacia los máximos anuales mientras que la misma distancia para el IBEX35 es superior al 7%.

Escenario IBEX35:

Aunque el rebote desde Brexit hasta los máximos de mayo 2017 ha sido más fuerte que el expuesta en el escenario de mayo del año pasado, en el medio/largo plazo mantendríamos el boceto de entonces, que se dividía en tres fases:

FASE A: caídas hacia mínimos de febrero 2016 (mínimos junio 2016: Brexit)

FASE B: importante rebote desde la zona de mínimos de febrero 2016 (rebote Brexit - ¿zona máximos mayo 2017?)

FASE C: réplica bajista importante hacia niveles de mínimos Brexit o inferiores. (¿2017-2018?)

Fieles a la tesis de los últimos meses: tras alcanzar en mayo el IBEX35 11.200 puntos hemos venido estudiando hacia dónde es más probable se dirija en el medio plazo ¿hacia los 13.000 o hacia 8.000 puntos?

Muchos valores importantes presentan parámetros en escalas lentas (medio plazo) excepcionales, propios de la antesala de un periodo complicado en bolsa. La pérdida de la directriz alcista desde los mínimos Brexit deja un poso de deterioro que se dramatiza ante la presencia de un área de resistencia muy complicada entre 11.200 y los máximos de 2015 en 11900 puntos.

Por las diferentes razones expuestas en la sección de análisis técnico de renta4.com (Perspectivas técnicas e ideas de inversión) creemos que si en junio de 2016 (Brexit) el fondo de mercado era prometedor, actualmente todo lo contrario. Recomendamos infraponderar renta variable en el medio plazo, aprovechando los rebotes que las correcciones vayan produciendo para reducir exposición.