La filial británica de Iberdrola a anunciado hoy una subida del 19% de sus tarifas del gas y del 10% de sus tarifas eléctricas a partir del 1 de agosto.

La medida adoptada por Scottish Power afectará a 2,4 millones de clientes.

Estas subidas supondrán que los hogares que tienen la tarifa doble de gas y electricidad y que tienen domiciliados sus pagos a través del banco verán su factura incrementada en una media anual de 175 libras (unos 196 euros al cambio actual).

Scottish Power ya subió sus tarifas el pasado mes de noviembre: un 2 para el suministro de gas y un 8,9 para el de la luz.