Scottish and Newcastle ha anunciado que rechaza la oferta mejorada de Carlsberg y Heineken por un importe por acción de 780 peniques desde los 750 que ofrecía con anterioridad. La empresa cervecera británica considera que la oferta es insuficiente, y establece el precio para iniciar conversaciones en 800 peniques. Carlsberg y Heineken afirman por su parte que no harán una oferta hostil.