Schering-Plough obtuvo un beneficio neto en el primer trimestre de 291 millones de dólares, o 15 centavos por acción, lo que supone una reducción del 48% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Sin contar extraordinarios, las ganancias se situaron en 53 centavos por título, mucho mejor de lo estimado por el consenso de analistas, que esperaba un beneficio de 37 centavos. La adquisición de Organon Bioscience, la filial farmacéutica de Azko Nobel, el pasado mes de noviembre por 16.000 millones, ha repercutido negativamente en sus cifras, aunque sus productos contribuyeron a elevar el volumen de ventas de la compañía, que se incrementó un 57% hasta 4.700 millones de dólares.