La aerolínea Scandinavian Airlines Systems (SAS) aumentó sus pérdidas netas en el primer trimestre de 2008 el 2.310% hasta los 1.134 millones de coronas suecas (121 millones de euros). SAS anunció también un nuevo plan de recortes a corto plazo para 2008 que pretende ahorrar 1.100 millones de coronas suecas (118 millones de euros) y que incluye la reducción en un 5% de su flota aérea y el despido de 1.000 empleados fijos. La pérdida bruta del primer parcial de 2008 se situó en los 973 millones (100 millones de euros), un 913% más.
El resultado neto de explotación (EBIT) también presentó números negativos, 872 millones (93 millones de euros), lo que equivale a un descenso de más del 7.000%. La facturación subió un 6% hasta los 12.833 millones (1.372 millones de euros). SAS transportó a 7,3 millones de pasajeros en 2007, el 2,6% más. El director ejecutivo de SAS, Mats Jansson, resaltó que el balance del primer trimestre continuaba la tendencia negativa de noviembre y diciembre de 2007, y explicó las cifras por el aumento del precio del combustible, la mayor competencia y la sobrecapacidad del mercado. Jansson habló de "reto" para toda la industria aérea y en particular para SAS para justificar el nuevo plan de recortes, que se suma al plan "Strategy 2011", presentado hace unos meses y del que ya se ha cumplido un 44%, el equivalente a un ahorro de 2.800 millones de coronas (300 millones de euros).