La aerolínea escandinava SAS ha anunciado que ejercerá las opciones de compra de dos aviones 737-800 Next Generation, para fortalecer su flota de aparatos del constructor aeronáutico estadounidense Boeing destinada al tráfico doméstico y las rutas europeas. Los aviones serán entregados en 2009.