SAP ganó 727 millones de euros en el cuarto trimestre, lo que supone un descenso del 12% respecto a los 830 millones del mismo periodo del año anterior. Los ingresos totales bajaron un 9% hasta 9.130 millones de euros debido a la caída en un 15%, hasta 1.120 millones, de las ventas de software.