El fabricante japonés de electrónica Sanyo Electric registró durante el año fiscal 2008, que finalizó en marzo, una pérdida neta de 93.226 millones de yenes (719 millones de euros), sus primeros números rojos en dos años. Sanyo achacó sus malos resultados a la caída mundial de las ventas de dispositivos electrónicos debido a la crisis económica, pero prevé más del doble de beneficios por operaciones para el actual ejercicio fiscal, que finaliza en marzo de 2010. El beneficio por operaciones de Sanyo, generado en su actividad ordinaria, durante el pasado año fiscal 2008 cayó por su parte un 89,1 por ciento, con respecto al año anterior, hasta los 8.276 millones de yenes (64 millones de euros). Sus ventas fueron de 1,77 billones de yenes (13.661 millones de euros), un 12,2 por ciento menos de lo registrado en el año fiscal 2007.