La renta variable española incrementa sus pérdidas a media sesión arrastrada por todos los pesos pesados y por el desplome de Inditex, en un día con muy pocos valores en positivo. Pese a que el Santander demuestra con sus cifras que “escapa de la crisis”, los malos datos de Deutsche Bank o Allianz se dejan notar y el Ibex 35 cede un 1,17 por ciento y se coloca en los 13.718 puntos. El dato de una inflación en España más moderada en abril no consigue animar las compras mientras Sacyr sufre con fuerza, tras cancelarse la colocación de nuevas acciones de Itínere. En el resto de Europa, la bolsa de Londres consigue desmarcarse en positivo, mientras que el cambio euro –dólar se coloca en las 1,5572 unidades y el crudo Brent –de referencia en Europa- se paga a 115,86 dólares.
Una multitud de referencias se agolpan sobre la mesa de trabajo de los inversores que optan por esperar el comienzo de la reunión de dos días de la FED con descensos. Recogen parte de los beneficios acumulados en las últimas jornadas mientras digieren noticias de signo dispar. Por el lado macro, baja la confianza de los consumidores franceses pero se modera el IPC español armonizado (hasta el 4,2 por ciento). Y esto último ya es algo, después de siete meses consecutivos de subidas. Junto a esto, las noticias que llegan del sector bancario no son buenas: se confirma que HBOS lanzará una ampliación de capital por 5.100 millones de euros, que Deutsche Bank registra pérdidas por primera vez en 5 años y que las rebajas de valor relacionadas con los productos financieros estructurados de Dresdner Bank han lastrado las cuentas de Allianz un 66 por ciento en el primer trimestre. El único respiro llega del lado de las cuentas del Santander. El Santander a la baja, pese a sus cuentas Las acciones del Santander ceden un 1,02 por ciento, a pesar de que la entidad presidida por Emilio Botín ha reafirmado sus objetivos para este año y el que viene, a la vista de cómo han ido sus resultados del primer trimestre. Hasta marzo ha ganado 2,206 millones de euros - un 22,4 por ciento más- con una mejora del margen de explotación de casi el 31 por ciento y con una tasa de morosidad que sí que ha aumentado, hasta el 1,16 por ciento. Mientras, el BBVA se deja un inapreciable 0,07 por ciento, después de que la firma de inversión WestLB haya mejorado el precio objetivo de la entidad desde los 21 euros hasta los 22,5 euros por título. Pero no sólo estas caídas tiran a la baja del selectivo español. La operadora Telefónica, que ha fichado a Eduardo Zaplana como delegado de la compañía para Europa, recorta un 1,23 por ciento. Se ve penalizada después de que el banco de inversión estadounidense Goldman Sach ha recortado el precio objetivo sobre los títulos de la compañía desde 21,2 hasta 20,2 euros, aunque mantiene su consejo de “neutral”. Telefónica no se fija, en cambio, en los resultados en línea con lo esperado que ha presentado, una compañía con la que siempre se ha especulado una operación, pese a los desmentidos de la española. Por lo que toca a Iberdrola se dejan un abultado 2,08 por ciento, mientras que la petrolera Repsol retrocede un 0,3 por ciento. Inditex y Sacyr se desploman Los descensos más abultados a media sesión en el selectivo Ibex 35 son para Inditex, que se deja un 4,15 por ciento. La copañía de moda gallega ha anunciado que prevé la apertura durante 2008 de entre 560 y 640 tiendas con una inversión cercana a los 1.000 millones de euros. Le siguen los descensos del 3,6 por ciento de BME, mientras que Sacyr Vallehermoso baja un 3,5 por ciento. La constructora-inmobiliaria se ve arrastrada por el hecho de que su filial concesionaria de infraestructuras Itínere haya decidido cancelar la colocación en bolsa prevista para mañana del 32 por ciento de su capital por las "actuales condiciones del mercado”. Compañías como Gamesa o Técnicas Reunidas ceden más de dos puntos porcentuales en un día en el que sufre la banca mediada ( sobre todo Bankinter, un 1,3 por ciento) y en el que tan sólo tres compañías del selectivo logran evitar los números rojos: Enagás, Cintra e Iberdrola Renovables. La mejor es la primera, que actúa como valor refugio y gana un 1,16 por ciento.