Isolux entrará hoy en concurso de acreedores, lo que supone una pérdida de 4.000 millones para sus bancos acreedores, siendo los más perjudicados Santander y CaixaBank.

Isolux entrará hoy en concurso de acreedores al no encontrar en los últimos cuatro meses un inversor dispuesto a inyectar dinero para salvar a la compañía.

Según informa El Confidencial, entre los afectados están un grupo de bancos que han perdido 4.000 millones de euros entre deuda, avales y capital.

El portal digital resalta que las entidades más perjudicadas por la liquidación de la compañía son Santander, la entidad que se negó a reflotar la compañía tras la fallida reestructuración del pasado año, y CaixaBank, el primer accionista individual después de la salida del anterior presidente y dueño, Luis Delso.

Según una documentación interna a la que que ha tenido acceso El Confidencial con datos de cierre de 2015, Santander ha perdido 825 millones de euros, mientras que las pérdidas de CaixaBank asciende a 600 millones.