El consorcio formado por el Grupo Santander, Royal Bank of Scotland y Fortis está a la espera de la respuesta de ABN AMRO a la decisión judicial de la Cámara Mercantil del Juzgado de Amsterdam, que hoy sentenció que este grupo no puede vender su filial LaSalle sin el beneplácito de los accionistas.
Fuentes del Santander aseguraron a EFE tras conocer esta resolución que las tres entidades "hacen constar la decisión y aguardan la respuesta de ABN AMRO a la misma". Este consorcio confirmó la semana pasada su intención de presentar una oferta por ABN por un precio indicativo de 72.300 millones de euros, pero puso como condición indispensable que se paralizara la venta del estadounidense LaSalle a Bank of America. La venta de LaSalle por 21.000 millones de dólares al Bank of America era una condición para los planes de fusión entre ABN y el británico Barclays, que ofreció comprar el holandés por 36,25 euros por acción, lo que supone valorar la entidad en 67.000 millones de euros.