El consorcio que integran el Santander, el Royal Bank of Scotland y Fortis analiza la decisión del Tribunal Supremo holandés, que ha dictaminado que la venta de LaSalle -filial estadounidense de ABN AMRO-, al Bank of America no necesita ser sometida a la autorización de los accionistas de la entidad holandesa. El consorcio podría reajustar su oferta de 71.100 millones de euros por ABN Amro, ahora que LaSalle no va a formar parte del trato.
La venta de LaSalle al Bank of America es uno de los puntos del acuerdo de fusión que ABN y Barclays presentaron el pasado mes de abril, según el cual el británico compraría el holandés a un precio de 36,25 euros por acción (lo que supone valorar la totalidad del banco en 67.000 millones de euros). La decisión de hoy favorece en principio la fusión amistosa con Barclays, cuya oferta compite con la presentada por Santander, Royal Bank of Scotland (RBS) y el belga-holandés Fortis, que en principio condicionaron a la paralización de la venta de LaSalle. La sentencia del Supremo precisa que la directiva de ABN AMRO "estaba en su derecho" al firmar un acuerdo de fusión con el británico Barclays y remarcó que "no debería haber incertidumbres innecesarias" sobre los planes de fusión entre ABN y Barclays.