La emisión de este veredicto dibuja un nuevo escenario en la puja que mantienen Barclays y el consorcio formado por Royal Bank of Scotland (RBS), Fortis y Santander por la adquisición de ABN Amro. La sentencia es favorable a los intereses de Barclays, ya que la oferta del consorcio de 71.000 millones, aunque superior a los 67.000 millones que ofrece el banco británico, está condicionada a la adquisición de LaSalle.
El fallo posibilita que la venta de la filial norteamericana por 21.000 millones a Bank of America, que ya estaba firmada, siga adelante, por lo que el consorcio tiene que buscar otras alternativas si quiere seguir adelante en la puja. El consorcio tendría, o bien que desistir de la oferta o seguir adelante con la misma pero sin la posibilidad de adquirir LaSalle, activo en el que RBS está muy interesado.