Las filiales de AIG tienen su actividad en la banca minorista en Polonia, incluidos préstamos para compras a plazos, préstamos en metálico, tarjetas de crédito y depósitos así como corretaje de seguros.

El expediente, que fue notificado a Bruselas el pasado 16 de octubre, fue examinado a través del procedimiento simplificado que se aplica a los casos menos problemáticos y que no presentan a priori un problema de competencia, según precisó el propio Ejecutivo comunitario a través de un comunicado.