Santander amortizará el 30 de septiembre dos emisiones de participaciones preferentes emitidas en 2004. Se trata de las series II y IV con volúmenes de 500 millones de euros casa una. El banco tiene en marcha una serie de operaciones para cajear deuda perpetua a cambio de nuevos instrumentos que pueden computar como recursos propios de forma consolidada.