Sacyr Vallehermoso (SyV) y Rayet tienen mañana sendas vistas en el Tribunal de Comercio de Nanterre, en las proximidades de París, para exponer los argumentos de las respectivas denuncias que tienen presentadas contra su participada francesa Eiffage. Con este litigio, las dos empresas persiguen que se anule la última junta de accionistas de Eiffage, en la que la dirección de esta compañía suprimió derechos de voto a Rayet y a un colectivo de otros 88 accionistas españoles, titulares en conjunto del 18% de su capital, alegando una supuesta concertación con Sacyr. Se trata de la primera vista después de que el pasado viernes este mismo tribunal rechazara la solicitud de Rayet de suspender como medida cautelar los acuerdos alcanzados en la junta.