La constructora Sacyr Vallehermoso ha iniciado una ronda de contactos para refinanciar la deuda que tiene en Repsol y que asciende a 4.972 millones de euros.

El objetivo de Sacyr Vallehermoso  es tratar de comenzar con este proceso de renegociación en un 'corto plazo' asociado al proceso de compra de parte de Repsol por parte de la constructora y por el que cuenta con una deuda que roza los 5.000 millones de euros.

El motivo de tanta prisa a estas alturas de año se debe a que la participación de Sacyr Vallehermoso en la petrolera vence a finales de 2011. 

'"Somos optimistas sobre la refinanciación de esta deuda', aseguró el director financiero del grupo de construcción y servicios, Fernando Lacadena. Durante la presentación a analistas del resultado del primer trimestre de Sacyr, Lacadena reiteró el 'objetivo de la compañía de proceder a renegociar la deuda' vinculada a su inversión en Repsol.