El grupo de automóviles sueco lo ha reconocido esta mañana oficialmente.

Saab Automobile ha anunciado hoy que no puede pagar los sueldos a sus empleados porque no tiene dinero suficiente. Saab Automobile, que atraviesa graves problemas económicos desde hace un año y medio, informó en una nota de prensa de que mantiene conversaciones con distintas partes para inyectar dinero a la empresa a corto plazo y mediante la venta y alquiler de propiedades.