Saab Automobile AB, puesta en venta por su matriz General Motors Corp. (GM), ha recibido ofertas de más de 20 compañías y estima que la operación se cerrará antes de que finalice junio, dijo la compañía en un documento presentado ante un tribunal sueco. Saab, que ha solicitado protección para hacer frente a la bancarrota, dijo que necesita cerca de 1.000 millones de dólares para continuar la producción en su fábrica de Trollhattan, Suecia, y para lanzar los nuevos modelos que ha diseñado. Saab dijo que prevé vender 150.000 coches en 2011. La compañía comercializó 93.000 unidades en 2008.