La aerolínea irlandesa Ryanair estaría dispuesta a ofrecer al gestor aeroportuario BAA, propiedad del grupo español Ferrovial, hasta 2.000 millones de libras (2.543,3 millones de euros, al cambio actual) por el aeropuerto londinense de Stansted.El consejero delegado de la aerolínea, Michael O'Leary, afirma hoy que, en el caso de que la Comisión de Competencia (CC) del Reino Unido, que actualmente investiga la situación de casi monopolio de BAA en los aeropuertos de Londres, obligue al gestor a vender algún aeródromo, su compañía estaría al acecho "como un bandido". O'Leary asegura que si Ryanair gestionara Stansted incrementaría su tráfico anual desde los 24 millones de pasajeros actuales hasta más de 40 millones mediante una reducción del cincuenta por ciento de las tasas aéreas.
En una entrevista concecida a Daily Telegraph, O´Leary indica que "Se podría tener una segunda pista por 150 millones de libras (190,6 millones de euros) y una segunda terminal por 250 millones de libras (317,8 millones)", afirma 0'Leary, que contrasta esas cifras con la inversión de 4.000 millones de libras (5.084 millones) que propone BAA. La CC se encuentra inmersa en una investigación para determinar si la propiedad conjunta por parte de BAA de los tres principales aeropuertos londinenses (Heathrow, Gatwick y Stansted) es un obstáculo para la competencia. En un primer informe en el que el regulador no presentó ninguna conclusión definitiva, la CC señaló el pasado abril que la propiedad del gestor aeroportuario BAA de siete aeropuertos en el Reino Unido no beneficia a las aerolíneas ni a los pasajeros. Conclusiones finales este mes La Comisión prevé anunciar sus conclusiones provisionales este mes, y, si identifica problemas de competencia, propondrá posibles soluciones, que podrían incluir la venta de uno o varios de los aeropuertos de BAA (los tres de Londres más los de Edimburgo, Glasgow, Aberdeen y Southampton).El máximo responsable de la investigación sobre BAA, Christopher Clarke, señaló entonces que no hay competencia entre los tres aeródromos que el gestor posee en Londres, y "muy limitada" con el resto, el de Londres City y el de Luton. El regulador reconoció que en la actualidad hay una escasez de capacidad en la zona, que no se solucionará, como pronto, hasta 2015, con la proyectada tercera pista de Heathrow. Por ello, en estos meses la CC está analizando si la escasez de capacidad se debe a la falta de competencia entre los aeropuertos y si se puede esperar un incremento de ella sin rivalidad. La Comisión de Competencia mencionó una falta de atención a los diferentes intereses de las aerolíneas, ya que BAA ha limitado en los últimos años el desarrollo de algunos aeropuertos para centrarse en el crecimiento de otros, y puso el ejemplo de la nueva Terminal 5 de Heathrow, ocupada de forma exclusiva por British Airways. Con su intento por hacerse con Stansted, Ryanair pretende mostrar a BAA y a la Autoridad de la Aviación Civil (CAA, en inglés) que el aeropuerto de Stansted se puede gestionar mejor. O'Leary asegura que BAA conoce el interés de la aerolínea, aunque un portavoz del gestor indicó al diario que éste ignora los planes de la compañía irlandesa, aunque señaló que el aeropuerto de Stansted no está en venta. Ferrovial ha reiterado en varias ocasiones que no tiene la intención de desprenderse de ninguno de sus aeropuertos