El Alto Tribunal de Dublín (Irlanda) ha dado la razón a Ryanair en las acciones legales que emprendió contra las webs alemanas 'Billigfluege' y 'Ticket Point' el pasado mes de septiembre, debido a la venta de billetes de la aerolínea sin autorización. Según valoró la compañía en un comunicado, este fallo le permitirá demandar a los comparadores de precios extranjeros que efectúen 'screenscraping' transgrediendo las condiciones de uso y la política de distribución incluidas en su página web.