Los últimos acontecimientos sobre la deuda española han hecho que el gobierno ruso se replantee la compra de deuda española.
En noviembre del año pasado el ejecutivo ruso anunciaba que no compraría deduda irlandesa ni española en un intento de no arriesgar en las cuentas públicas. Esa decisión podría ser revisada en las próximas fechas, según ha informado el Ministerio de Finanzas.
 
Alexander Zhúkov, viceprimer ministro de Rusia, en conferencia de prensa ha anunciado que después de la difícil situación que atravesado España, es momento de apostar por una economía que ha tenido la confianza de los inversores según las últimas emisiones de deuda.