El Banco Central de Rusia ha recortado en 25 puntos básicos los tipos de interés hasta situarlos en el 10,5%.